Madame Morgana

Aquel burdel destilaba un inconfundible hedor que Camille calificó de libertino. Un juego de faldas que se percibía en aquel ambiente turbio y cargado y se filtraba en las cabezas huecas de aquellos hombres hechos de vicio y lujuria.

La dueña del antro, mezcla de ingenio, ternura y perversión, desprendía cierto aire maternal y se ganaba así la confianza -y las propinas- de todos aquellos penitentes, postrados en la barra ante una mísera copa de olvido, que no titubeaban al confesar sus desventuras.

Camille entró con impudicia. Se sentó frente al arsenal de botellas y le hizo un gesto a la alcahueta.

Madame Morgana para servirla-saludó la dueña, copa de bourbon en mano-. Aunque tú puedes llamarme Maggie, cielo.

-¿Maggie?-bufó Camille, con sorna.

-Sí, diminutivo de Margareth, ya sabes. Lo de Morgana forma parte de toda esta parafernalia- explicó Madame, señalando el local con ademán elegante y estudiado.

Camille se encogió de hombros sin apartar la mirada del bourbon. Quizás ella no era tan distinta a los asiduos del burdel y no merecía más que la falsa condescendencia de su propietaria.

Anuncios

Escrito por

Periodista radiofónica entregada a las letras. Escribo, luego existo.

5 comentarios sobre “Madame Morgana

  1. Pues vamos allá. Un burdel huele como todos, calificarlo de libertino es evidente.
    Juego de faldas. Las putas no llevan faldas. Las jefas no tiene ni ingenio ni nada maternal.
    En resumen, y sin ganas de molestar, en tu vida has estado en un burdel.
    No puedo leer el relato sin saber que es falso.

    Me gusta

    1. Como siempre, Juan, estoy de acuerdo contigo pero debo justificarme.
      Primero: es cierto que un burdel huele como todos. Sin embargo, Camille piensa en la palabra “libertino”, le hubiese podido sugerir “asqueroso” o “placentero” y eso nos hubiese llevado a una u otra interpretación. Si a Camille le sugiere “libertino” yo, por el momento, debo respetarlo.
      Segundo: ¿cómo que las putas no llevan faldas? Llevan falda, pantalón y hasta bufanda y calentadores en las piernas si trabajan en el barrio rojo de Hamburgo… ahí no te puedo dar la razón.
      Tercero: Madame Morgana tiene una historia aparte en la que se entiende cómo acaba siendo dueña de un burdel y cómo trata a sus trabajadoras. Pero esa historia, que sea creíble o no, ya lo dejo a tu criterio. No sé si en la vida real podría existir una Madame Morgana, pero ésta es mi historia y yo decido cómo son los personajes y cómo actúan. Y yo quiero una Madame Morgana perversa y maternal.
      Y no, tienes razón, no he estado dentro de un burdel pero me ha bastado estar fuera para saber que no quiero entrar en uno. Pero éste, ya te digo, no es un burdel a la española, sino a la francesa. Y ahí la cosa cambia.

      Me gusta

  2. Disfrázate, ponte un abrigo largo, un sombrero de ala ancha, un bigote y una barba de Byron, de mosquetero o de Bécquer o del Marte de Velázquez, y entramos en un prostíbulo, mejor en varios. Sólo para que sepas que no llevan faldas ni todo eso que llevan las que se mostraban o se muestran en donde las puedas ver desde fuera. Hablo de un prostíbulo, no de un escaparate.
    Te contradices cuando afirmas que “es cierto que un burdel huele como todos” en la segunda línea de tu respuesta, y luego , en la penúltima, quasi intencionada inconscientemente : “…nunca he estado dentro de un burdel”.
    Me encanta el remate: “Pero éste, ya te digo, no es un burdel a la española, sino a la francesa. Y ahí la cosa cambia”.
    De donde se deduce que en burdeles franceses sí has estado. De eso nada.
    De donde se deduce de nuevo: que te pongas un bigote. Con Alberto sería mucho más divertido, pero algo me dice que no sabría moverse con mi soltura en un prostíbulo.
    Eh, Marta, puro interés documental. Además de reírnos muchísimo.
    Lo digo en serio.
    Ah, el relato me encanta, es un burdel que existe en tu cabeza.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s