Camille

No puedo negar que me gustaba imaginar cómo serían todos aquellos hombres rendidos ante el inevitable juego de seducción que se procesaba en el burdel de Madame Morgana. Suponía algo tan fascinante para mí que al poco tiempo se convirtió en uno de mis pasatiempos predilectos. Me resguardaba allí, copa en mano y mirada al […]

Leer Más

A ti, mujer

A ti, mujer, que ya no bailas con la luna por el qué dirán. A ti, mujer, que ya no te quieres porque otros te han juzgado.

Leer Más